Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Nissan mostrará en Tokio un interesante concepto autónomo

    Nissan-auto

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    Nissan no quiere quedar atrás en la carrera por el futuro negocio de los vehículos autónomos, y está presentando el concepto IDS en el Auto Show de Tokio.

    Con la introducción de la tecnología autónoma y la inteligencia artificial una pieza a la vez a través de sus modelos, Nissan espera ofrecer vehículos capaces de conducir de forma totalmente autónoma para el año 2020.

    El concepto IDS prevé la ingeniería y la tecnología clave de diseño para incorporar en los futuros vehículos Nissan. Esto incluye una unidad de accionamiento eléctrico de 60 kilovatios-hora de construcción de fibra de carbono, y una forma aerodinámica compacta, limitada a una altura de 54.3 pulgadas y con las defensas verticales en modo de aletas delanteras y traseras para ayudar al vehículo a cortar de manera eficiente a través del aire.

    “El concepto es por el momento la tecnología de conducción inteligente, que estará disponible en los modelos de producción, y vehículos eléctricos que podrán ir a grandes distancias con una sola carga”, expuso el director de diseño de Nissan, Mitsunori Morita.

    “Para llegar a este punto se requiere la evolución de las baterías, pero el rendimiento aerodinámico es también muy importante. Incorporamos nuestra tecnología aerodinámica más avanzada en el diseño de la IDS”, añadió.

    El concepto muestra posibles soluciones a uno de los desafíos claves que enfrenta cada fabricante de automóviles: cómo habilitar los carros autónomos para comunicarse efectivamente con los peatones.

    El concepto IDS incluye una pantalla de visualización orientada hacia el exterior que parpadea mensajes a los peatones y ciclistas.

    La automotriz también incorporó un indicador de intención, una tira de luces LED a lo largo del cuerpo secundario, que brilla en color blanco cuando los peatones o ciclistas están cerca para indicar que el carro está pendiente de ellos.

    Como varios vehículos autónomos experimentales de otros fabricantes de automóviles, el interior del IDS viene en función del modo de conducción. En el modo “Manual Drive”, el diseño es similar al de un carro normal, con un panel de instrumentos digital y volante en frente del conductor.

    En el modo “Drive”, el volante se aleja en el tablero de instrumentos, una gran pantalla plana sale, y los cuatro asientos del auto giran su ángulo ligeramente hacia adentro para crear el efecto de un salón.

    Las funciones de conducción autónoma pueden ser controladas por voz o gestos.

    Un interruptor entre los asientos delanteros requiere una acción física para alternar entre el modo manual y drive, siendo un paso esencial para la seguridad.

    Este concepto incorpora características que permiten a los ocupantes crear y compartir experiencias digitalmente con amigos tanto a bordo como en línea.

     

    Quizás te interese