Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    ¿Qué país latinoamericano tiene la más alta tasa de accidentes?

    seguridad-vial.2

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    Según el informe de la Organización Mundial de la Salud, República Dominicana está al tope de los países con más accidentes vehiculares, contabilizando más de 20 muertes por este motivo por cada 100 mil habitantes, con un promedio de 29.3 muertes en carreteras, siguiendo la tendencia del año anterior.

    Siguen en la lista Brasil con 23.4; Bolivia (23.2); El Salvador (21.1); Paraguay (20.7) y Ecuador (20.1).

    Con tasas entre 20 y 10 están Guatemala (19), Honduras (17.4), Colombia (16.8), Uruguay (16.6), Nicaragua (15.3), Perú (13.9), Costa Rica (13.9), Argentina (13.6), Chile (12.4), México (12.3) y Panamá (10).

    Cuba es el único país de América Latina con una tasa de muertes en accidentes de tráfico menor a 10 por cada 100 mil habitantes. Claro, en Cuba casi no existen los embotellamientos de tránsito dado que es muy difícil acceder a un automóvil.

    El informe, dado a conocer esta semana, indica que 1.25 millones de personas mueren cada año y otros 50 millones resultan heridas en las carreteras del mundo.

    El 90% de todas las muertes por este tipo de accidentes a nivel mundial ocurre en los países pobres.

    La tasa de mortalidad vial global se ha estabilizado desde 2007, a pesar de haber aumentado tanto el número de vehículos en circulación (16%) como el de habitantes del planeta (4%) en los últimos tres años.

    El informe de la OMS abarca 180 países, entre los cuales no aparece Venezuela, que según cifras de 2010 tenía una tasa de 37.2 muertes en accidentes de tráfico por cada 100 mil habitantes, lo que pudiera ubicarla en el tope de la lista de Latinoamérica.

    De los países analizados, en 68 se ha reducido la mortalidad por accidentes de tráfico desde 2010 y en 79 ha aumentado. El estudio no solo se preocupa de los accidentes, sino de las normas para hacer que la circulación de vehículos sea más segura.

    En América Latina ha subido la tasa de mortalidad en Brasil, Bolivia, Cuba, Chile, Uruguay y en El Salvador; se ha estabilizado en Argentina y Colombia, mientras que ha bajado en México, Perú y Nicaragua.