Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    BMW y Apple ajustan detalles para su primer automóvil en conjunto

    BMW i3

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    A pesar de un montón de premios y excelentes críticas, el BMW i3 no se está vendiendo: sus cifras globales no pasan de los 30 mil vehículos vendidos desde 2013.

    El i3 tampoco es profeta en su tierra, en parte porque en Alemania los vehículos eléctricos no reciben incentivos financieros o fiscales como en Estados Unidos.

    El motor de gasolina del i3 es también un factor limitante: solo le da 80 millas con un tanque lleno, por lo que la mayoría de los propietarios lo utiliza como vehículo solamente eléctrico.

    Además, el i3 no es del agrado de la mayoría de los compradores de BMW, y menos los jóvenes que puedan pagarlo.

    Entonces, ¿qué debería hacer la BMW para darle un impulso a su modelo eléctrico? ¿Qué tal si se uniera a Apple?

    La marca de la manzana es percibida como la marca premium en tecnología de consumo y BMW es una marca de primera calidad entre los consumidores. ¿Hay amor en el aire?

    Se sabe que BMW y Apple han mantenido conversaciones cuando Tim Cook fue el año pasado a juntarse con los directivos de BMW, y los altos ejecutivos de Apple recorrieron su fábrica de automóviles en Leipzig para entender el proceso de fabricación del i3.

    Claro, BMW fue naturalmente cauteloso en el intercambio de información detallada con Apple en aquel momento. Pero eso está cambiando.

    Desde entonces, una serie de cambios importantes se han producido, y hay más indicios que apuntan a una reactivación de las conversaciones para tener al BMW i3 como plataforma para el primer vehículo de Apple.

    Es simple: el i3 simplemente no se está vendiendo bien, y BMW necesita a Apple para crear ruido entre consumidores de los vehículos eléctricos.

    Según datos que se van filtrando, el Apple BMW i3 sería totalmente eléctrico, no un híbrido, y los últimos diseños de la batería de Apple con la gama MacBook podrían representar un factor en el desarrollo de un mejor rango para el vehículo.

    El i3 de Apple-BMW tendría una serie de innovaciones más allá del modelo que se vende actualmente, ya que se espera pueda recibir un lavado de cara en 2016, así como una actualización de la batería.

    A pesar de las crecientes versiones sobre el gigante tecnológico, su primera incursión en la industria del automóvil no será un vehículo de autoconducción como se esperaba, por lo que una asociación con la BMW es la mejor opción y su mejor apuesta para entrar al circuito automotor.

    Para BMW, una asociación con Apple significará la posibilidad de vender la variante de su i3 en las tiendas de Apple, algo que podría perturbar a algunos estados que ven de mala manera el sistema de ventas del Tesla.

    Pero a BMW no le preocupa, porque abrir su mercado a otro tipo de consumidores podría ser la cereza en el pastel y le daría la oportunidad de llegar al mercado de consumo masivo de los vehículos alternativos.

    Quizás te interese