Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    El papa Francisco sigue siendo austero con sus vehículos

    papa fiat

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    A su llegada a la Base Andrews de la Fuerza Aérea en Washington, y en su primera visita a los Estados Unidos, el papa Francisco fue recibido por el presidente Barack Obama, que saludó al pontífice y le presentó a su familia y al vicepresidente Joe Biden. Luego de los cordiales saludos, cada uno salió en vehículos separados.

    No había limusina de lujo para Francisco, porque él optó por viajar en un pequeño Fiat 500L, mientras que el presidente llegó con su imponente Cadillac blindado, apodado “La Bestia”, valorado en 1 millón de dólares.

    Conocido por ser humilde y sin pretensiones, el pontífice a bordo del pequeño Fiat 500 fue eclipsado por sus vehículos de seguridad, mientras que el presidente Obama viajaba en su famoso Cadillac a prueba de bombas y todo tipo de armas.

    El auto de Obama mide 18 pies de largo, pesa 8 toneladas y cuenta con un blindaje de 8 pulgadas de grosor en sus puertas.

    En comparación, el Fiat 500L que llevó a Francisco mide 11 pies y 7 pulgadas de largo y cuesta menos de 20 mil dólares.

    Su sencillo Fiat es un reflejo de Francisco respecto al consumismo, y su objetivo de centrarse menos en los bienes materiales y más en los pobres, mientras visita la nación más rica del mundo.

    Pero esta no es la primera vez que Francisco se sube a un auto sin muchas pretensiones. En su viaje a Corea, el sumo pontífice se subió al asiento trasero del Kia Soul, bajó la ventanilla y saludó a los presentes, sin necesidad de un vehículo antibalas como usaban los anteriores pontífices.

    En julio, en una gira por Ecuador, Bolivia y Paraguay, Francisco volvió a dar muestra de su austeridad, optando por un modesto Fiat Idea Essence, el mismo que utilizó en 2013 cuando visitó Brasil para la Jornada Mundial de la Juventud.

    En la visita a Ecuador también se prepararon dos unidades para trasladar a Francisco, un modelo desarrollado sobre la pick-up Chevrolet D-Max LS, y el otro sobre un Jeep Wrangler.

    El papa no suele viajar en un Fiat cuando está en Roma, optando en su lugar por un Ford Focus azul, al parecer de 2008.

    Cuando se convirtió en papa en 2013, Francisco les dijo a los sacerdotes que eligieran vehículos más humildes.

    Francisco, a diferencia de su predecesor alemán, ha rechazado un elegante papamóvil Mercedes por otros vehículos que han sido modificados, incluyendo modelos de Jeep, Toyota, Isuzu, Kia, Hyundai y Land Rover.

    Quizás te interese