Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Bugatti quiere ingresar al mercado de los sedanes de lujo

    b3_0

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    Bugatti está planeando mostrar un nuevo sedán, llamado el “Quirón”, en la forma de un concepto de Gran Turismo, y presentarlo en el Auto Show de Frankfurt el próximo mes.

    En esta última década, el Veyron dominó casi todo, por lo que es fácil olvidar que Bugatti produjo el EB110 en la década de 1990 y estaba en camino a la producción de un sedán de cuatro puertas poco después.

    Al igual que muchos superdeportivos de los 90, el EB110 fue diseñado durante un auge económico. Poco más de 130 fueron construidos entre pedidos cancelados, pero en paralelo con el desarrollo de la EB110, Bugatti estaba creando un gran sedán de cuatro puertas, programado para llegar a la producción a mediados de la década.

    Apodado el EB112, el sedán fue diseñado por Giorgetto Giugiaro en Italdesign, intercambiando las superficies angulares del EB110 por una carrocería fluida. Sólo un puñado de modelos fueron construidos, incluyendo dos que se muestran en diferentes colores.

    Pero Bugatti Automobili SpA se declaró en quiebra en 1995, antes de la producción que estaba programada para empezar ese año con modestas ordenes del vehículo.

    Volkswagen rescató a Bugatti Automobiles SAS, y bajo su propiedad presentó un modelo diseñado por Giugiaro, denominado EB118, una gran coupé que fue presentada en el Auto Show de París en 1998.

    Traía un motor W18 diseñado por Volkswagen que producía 555 caballos de fuerza y 479 libras-pie de torque. La coupé, a su vez, dio lugar a la EB218, un sedán de cuatro puertas, que se mostró en el Auto Show de Ginebra en 1999 con el mismo motor W18 y tracción permanente a las cuatro ruedas. Pero el diseño general de la EB112 estaba claramente actualizada para el EB218.

    Sin embargo, la empresa aún no ha renunciado a su sueño de ofrecer un sedán de producción. En 2009, Bugatti  reveló el 16C Galibier en un evento en Molsheim.

    Luego del éxito y el ruido hecho por el Veyron, con Volkswagen dominando sectores con sus marcas como Bentley, Porsche y Audi, no será difícil ver una sedán Bugatti que salga a competir con Maserati, Aston Martin o Mercedes Benz en el rango de los 150 mil dólares. Y, por supuesto, un futuro SUV de la marca verá la luz si el sedán revoluciona el mercado.

    Quizás te interese