Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Instalar el asiento de seguridad para niños es más difícil de lo que piensa

    iihs-latch-opt

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    La Administración Nacional de Seguridad Vial informa que casi la mitad de los asientos de seguridad están instalados incorrectamente.

    Una forma de ayudar a asegurarse de que el asiento de seguridad de su hijo se ha instalado correctamente es utilizar anclajes inferiores y correas de sujeción del sistema LATCH.

    LATCH consta de dos anclajes en el espacio entre la parte inferior del asiento y respaldo, así como una sujeción superior en la parte posterior del asiento, en el área de carga, o en la cubierta trasera (el espacio debajo de la ventana trasera en un sedán).

    “Los padres que usan LATCH tienen más posibilidades de instalar sistemas de retención infantil correctamente”, dice Jessica Jermakian, investigadora en el Instituto de Seguros para Seguridad en las Carreteras.

    “Una forma de reducir los errores de instalación es utilizar LATCH porque los padres son más propensos a usarlos correctamente”, expuso.

    Mientras LATCH ha sido requerido en todos los vehículos nuevos a partir de 2002, algunos sistemas LATCH son más fáciles de usar que otros.

    El IIHS ha creado un sistema de clasificación para los sistemas LATCH que mide lo fácil que son de usarse. “LATCH está destinado a simplificar las instalaciones de seguridad del niño, pero no siempre tiene éxito”, dice Jermakian.

    “Los padres a menudo tienen dificultades para localizar los anclajes en el vehículo o encontrar que es difícil colocar los asientos a ellos. Creemos que (solucionar) estos problemas hará la tarea menos frustrante para los padres y aumentará la probabilidad de que los niños viajen en asientos instalados correctamente”, explicó.

    Para ganar la clasificación de “Bueno”, el sistema LATCH del vehículo debe tener anclajes inferiores que tengan no más de tres cuartos de pulgada de profundidad en el espacio entre la parte inferior del asiento y respaldo, así como un ángulo de incidencia de 54 grados o menos.

    La instalación correcta de un asiento de seguridad con LATCH puede ser muy física, por lo que para ganar una “buena” calificación, el sistema no debe necesitar más de 40 libras de fuerza para fijar el asiento de seguridad al anclaje inferior.

    Los vehículos con una “buena” calificación deben tener correas de sujeción en el 85 por ciento de la parte posterior del asiento o en la cubierta trasera, no en el piso de carga o en el techo del vehículo. La correa de sujeción también debe estar claramente etiquetada, o no debe haber ningún otro hardware, como un amarre de carga, que pudiera confundirse en la zona para la correa de sujeción.

    Mientras que las calificaciones evalúan lo fácil de la instalación de asientos de seguridad para niños con LATCH, éstas no miden las funciones del sistema en un accidente. Como dice el IIHS en un comunicado de prensa, “las calificaciones son solo medidas de uso, no de seguridad”.

    “Sin embargo, los vehículos con LATCH que son fáciles de usar harán más probable que los padres usen el sistema, y es más probable que (los asientos) sean instalados correctamente”, agrega.

    Solo tres vehículos: el BMW Serie 5, Mercedes Benz Clase GL y el Volkswagen Passat ganaron la máxima calificación de “bueno”. Cuarenta y cuatro vehículos ganaron una calificación de “aceptable” y una calificación de “marginal” fue obtenida por 45 vehículos, mientras que 10 obtuvieron una calificación de “pobre”.

    El sistema le proporciona un mapa de dónde los asientos para niños se pueden instalar más fácilmente en su vehículo, incluyendo el hardware específico disponible para cada asiento.

    Quizás te interese