Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Ford muda la planta de camiones de México a Ohio

    truck F -650

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

    Estos días se pudo escuchar a Donald Trump criticando a las automotrices que cruzan el río Grande al “otro lado”. El billonario americano tiró sus dardos contra la Ford porque la automotriz anunció que abriría una nueva fabrica en México. Pero Ford lo hizo callar.

    Ford acalló las quejas de la Unión de Trabajadores (UAW), y hoy celebra el inicio de la producción de sus camiones con el lanzamiento de la producción de los nuevos Ford F-650 y F-750, los camiones de servicio mediano, que habían sido construidos en México en un planta en conjunto con Navistar.

    La mudanza para la planta de Ohio conserva unos mil 400 puestos de trabajo, y representa una inversión de 168 millones de dólares en un nuevo taller de carrocería y herramientas.

    “Nuestra inversión en la planta de montaje de Ohio refuerza nuestro compromiso con la construcción de vehículos en Estados Unidos y para la entrega de los mejores camiones comerciales en su clase”, dijo John Hinrichs en un comunicado.

    “Al trabajar con nuestros socios en la UAW, encontramos una manera de hacer los costos lo suficientemente competitivos para traer la producción de una nueva generación de camiones de trabajo a Ohio”, expuso.

    “A través de la negociación colectiva, hemos sido capaces de asegurar la producción de la Ford F-650/F-750 a la planta de montaje de Ohio”, dijo en un comunicado de prensa Jimmy Settles, vicepresidente de UAW y director del Departamento Nacional de Ford.

    El turno de producción de México se negoció como parte del convenio colectivo en 2011 con la UAW.  El sindicato estaba molesto de que Ford anunció recientemente sus planes para gastar 2 mil 500 millones para construir nuevos motores y transmisiones en México.

    Los F-650 y F-750 están disponibles en regular, así como remolque de tractor y otras versiones para uso comercial.

    Tienen un motor diésel V8 de 6.7 litros y la combinación de transmisión que fue desarrollada por el fabricante de automóviles.

    En el pasado, Ford utilizó un motor diésel Cummins y una transmisión Allison. Ford también ofrece un motor de gasolina V10 de 6.8 litros y puede ser convertido para funcionar con gas natural o gas propano líquido.