Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Los diez peores autos americanos de los últimos tiempos

    Aztec

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

    El mundo de las automotrices tiene su lado oscuro, y en las últimas décadas han habido varios vehículos que es mejor olvidar. Algunos de los consumidores que habrán comprado estos limones no quieren ni volver a escuchar de ellos.

    He estado analizando unos 100 modelos, y quedé con los peores 10. Algunos otros analistas tendrán sus 10 a enumerar, pero creo que la mayoría estará de acuerdo conmigo en esta lista de los engendros del automotor.

    Ubico al indiscutible número uno como el Pontiac Aztec. Luego de ahí, ustedes podrán ubicar en qué posición se quedarían los demás.

     

    Esta es mi lista de los diez peores autos americanos de los últimos tiempos:

     

    Pontiac Aztek del 2001

    Para muchos, es el peor auto de todos los tiempos; una atrocidad estética. Me acuerdo en su presentación que le pregunté a un ejecutivo de la automotriz si pensaban vender esto. Me dijo que era el vehículo mas versátil que habían fabricado. Este espantoso engendro fue el principio del fin de la automotriz.

     

    Cadillac Cimarron del 1982

    Una mala imitación del Chevy Cavalier. Una aberración de la automotriz que fue un insulto a los consumidores, vendiéndoles gato por liebre. Luego de esta aventura, Cadillac estuvo a punto de irse a la bancarrota.

     

    Chevrolet Vega 1971

    Tenía un diseño horrible y un motor que perdía tanto aceite que provocó la estampida de los consumidores.

     

    Oldsmobile Cutlass Supreme Diesel 1979

    Fue el sucesor del espantoso Oldsmobile de 5.7 litros; indigno sucesor y una marca para olvidar.

     

    Saturn Ion 2003

    El diseño interior era un atentado contra el buen gusto. Provocó más de un sobresalto a los conductores por la mala colocación de los pedales. Los vehículos Saturn salieron al mercado con una inversión de 6 mil millones de dólares por parte de la GM para competir con los japoneses. Fue tan mala la estrategia de la automotriz que le valió un galardón al imperdible documental sobre esta mala inversión, llamado”Roger and Me”.

     

    Ford Pinto 1972

    Quizás el primer vehículo de la automotriz que se convertiría en una pesadilla para Ford. A los responsables de su fabricación se les ocurrió prescindir de la protección del tanque de gasolina, por lo que los incendios eran frecuentes, tanto como las indemnizaciones que Ford tuvo que pagar en los tribunales.

     

    Cadillac Catera del 1997

    Este desastre de la automoción pasó hasta por tres países -Alemania, Francia y Reino Unido- durante el proceso de fabricación, hasta recalar en los Estados Unidos. Otro recorrido comercial efímero de la Cadillac, tratando de recurrir a vehículos europeos para competir con los ya odiados alemanes.

     

    Chrysler TC Maserati 1989

    La fusión esporádica de Chysler y Maserati tuvo como resultado un concepto difícil de entender. Se trató de una mezcla de lo peor de cada automotriz.

     

    Cadillac Allante 1987

    Otro de los tantos intentos fallidos de Cadillac para competir con Mercedes, algo que parece no quiere tener fin. El Allante fue otro estrepitoso ridículo de la automotriz cuya existencia y sus responsables se afanan en ocultar.

     

    Dodge Aspen/Plymouth Volare 1976

    Dos vehículos que mejor olvidarse de ellos. Se pasaban más tiempo en el taller que en la carretera.

     

    Mira También
    Quizás te interese