Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Audi avanza hacia la autoconducción

    Audi_a8

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    La próxima generación del Audi A8, que saldrá en unos tres años, desplazará al fabricante alemán más cerca de los modelos de autoconducción.

    Audi actualizó su iniciativa de autoconducción haciendo alarde de un concepto del Audi RS 7 con autoconducción que recientemente cumplió un buen papel en el Sonoma Raceway en California.

    Como parte de la actualización del modelo se encuentra la tecnología de un piloto para embotellamientos, que aparecerá por primera vez en la próxima generación del Audi A8. El sistema “Traffic Jam” será opcional para los nuevos modelos.

    El sistema se hará cargo de todas las funciones del conductor, incluyendo la dirección, durante el tráfico de la carretera congestionada a velocidades de hasta 37 millas por hora (mph).

    Una vez que se ha llegado a un atasco de tráfico o al final de la carretera, el conductor puede recuperar el control. Si el conductor no responde, el sistema trae el auto a un punto muerto.

    Audi señaló que la industria automotriz mundial se está moviendo rápidamente hacia una era donde no se requerirán controladores para la conducción.

    Dentro de unos años, se espera que los propietarios de automóviles puedan tener la opción de entregar el control de su vehículo a un piloto interno, gracias a los avancesde las tecnologías digitales que están siendo perfeccionados y aprovechados continuamente por Audi y otros fabricantes de automóviles, así como por empresas de tecnología, incluyendo Google y Tesla.

    El mayor obstáculo para este escenario no se deriva de las limitaciones de las tecnologías de autoconducción sino de factores jurídicos, políticos, de infraestructura, de regulación y de responsabilidad que lo convierten en el cambio más significativo en el paradigma automotriz en más de un siglo.

    El CEO de Tesla Motors, Elon Musk, dijo que ha estado probando personalmente la tecnología de piloto automático de Tesla, que establece un programa de pruebas este verano para el Tesla Model S.

    El sistema agrupa una función de auto-dirección, que trabaja en conjunto con el radar, cámara, sensores de ultrasonido y un software especial.

    El Modelo S será capaz de permanecer dentro de un carril, cambiar de carril con un simple toque, y gestionar la velocidad mediante la lectura de las señales de tráfico.

    La Universidad de Michigan abrirá su paisaje urbano para los vehículos autónomos. La instalación de 32 hectáreas se encuentra al norte del campus e incluirá una red de carreteras con intersecciones, rotondas, señales de tráfico y aceras. Con edificios simulados, autos aparcados, peatones y otros obstáculos, desafiarán las capacidades de los distintos sistemas de vehículos automatizados.

     

    Quizás te interese