Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Ford está a un paso de la autoconducción

    unnamed
    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     
     

    Ford quiere demostrar que no está dormido al volante cuando se trata del desarrollo de vehículos autónomos, y se está moviendo más cerca de la producción de este tipo de autos, prometiendo traer diversas tecnologías de asistencia al conductor en toda su línea de modelos dentro de cinco años.
     
    El enfoque de Ford es en la fabricación de ciertas tecnologías de asistencia al conductor para que sean más ampliamente disponibles, como las que pueden ayudar a frenar en caso de emergencia o de permanecer entre los carriles, por ejemplo, o entrar o salir de un espacio apretado de estacionamiento.

    Raj Nair, vicepresidente del grupo de desarrollo global de productos de Ford, dijo que estas tecnologías son los bloques de construcción para un funcionamiento semi-autónomo cada vez más capaz. Pero dijo que la industria se encuentra todavía en la primera de las cinco etapas de desarrollo hacia la conducción totalmente autónoma.

    “Es un paso muy grande entrar a las tecnologías de asistencia al conductor, y tener vehículos totalmente autónomos en la carretera”, dijo Nair.

    Ford presentó estas nuevas tecnologías en un evento en San Francisco, llevado a cabo en el nuevo centro de investigación e innovación de Ford en Silicon Valley, donde los gigantes de la tecnología como Google y Apple han estado acaparando titulares para el desarrollo de sus propios vehículos autónomos.

    La automotriz trabaja en un sistema que advierte sobre el paso de peatones y aplica el freno por usted si fuera necesario. Este sistema se añadirá a la mayoría de los productos de Ford a nivel mundial en 2019.

    El sistema ya está disponible en el Ford Mondeo en Europa y estará disponible en los vehículos Ford de Estados Unidos el año que viene.

    También está equipando sus vehículos con más cámaras, incluyendo un nuevo sistema que ofrece una vista de 180 grados de la zona por delante o por detrás de un vehículo, que ayuda al conductor a ver alrededor de las esquinas.

    La función de cámara de vista dividida, que utiliza el video en tiempo real, se alimenta de cámaras de gran angular en la rejilla y el portón trasero, y se apaga automáticamente cuando el vehículo alcanza las 6 millas por hora.

    Está disponible en el nuevo Ford Edge y el Ford Explorer Limited del 2016, y estará en todos los SUV de Ford a nivel mundial para el año 2020. Si la cámara se ensucia, una pequeña arandela de jet telescópica puede limpiarla.

    Ford también planea poner las cámaras de retrovisor de serie en todos sus vehículos en América del Norte para el 2018.

    El fabricante de automóviles está trabajando con Carbon3D, una compañía con sede en Redwood City que desarrolló un proceso de impresión 3D avanzado, que puede crear piezas de automóviles a partir de resinas de plástico a velocidades que son de 25 a 100 veces más rápidas que los procesos de impresión 3D convencionales.

    “Esta tecnología nos permite crear rápidamente partes de grado automotriz para prototipos de diseño de productos y quizás incluso partes de producción, más rápido que nunca”, dijo Mark Field, CEO de Ford.

    En un salto al futuro, la automotriz está tratando de infiltrarse para la innovación en el ecosistema de Silicon Valley, mediante la asociación con tecnología de reciente creación, ya que trabaja en su plan de movilidad inteligente, que se centra en vehículos conectados y vehículos autónomos.

    Quizás te interese