Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Mitsubishi presentó el Outlander del 2016

    2016 Mitsubishi Outlander

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    Mitsubishi ha presentado el nuevo Outlander del 2016, con muchas mejoras y a precios que buscan atraer a nuevos clientes a la marca, que se está posicionando fuertemente en el mercado hispano, con más del 20% de ventas hacia la comunidad.

    La automotriz ha agregado más de 100 nuevas mejoras en el modelo del 2016, cambiándolo casi todo, incluyendo la adición de 1.5 pulgadas más de espacio a la altura de la puerta trasera, para añadir más botones de información y entretenimiento en el lugar de los controles de pantalla plana.

    También han bajado cerca de 300 dólares su precio, con la clara intención de acercarse más a los nuevos compradores.

    “El Outlander 2016 tiene un nuevo diseño dinámico y una larga lista de mejoras de ingeniería”, dijo Don Swearingen, vicepresidente ejecutivo de Mitsubishi Motors de Norteamérica en un comunicado.

    “A pesar de todas las mejoras en el vehículo, hicimos el precio base inicial más bajo que el modelo del año anterior, para que sea un valor aún más convincente que antes y para atraer a nuevos compradores a la marca”, agregó Swearingen.

    Mitsubishi ha cambiado el diseño del frente y le ha dado un toque dinámico, suavizando el capó, con la protección del parachoques, algo que se ha puesto en varias generaciones del Montero.

    El nuevo modelo agrega muchos más cromados, y trae una nueva chapa por delante del parabrisas, incluyendo una capucha que pierde el pliegue central y mejores tratamientos de la parrilla y parachoques.

    Para mejorar la conducción y manejo, se ha reforzado el travesaño de la suspensión delantera y se siente un índice de rigidez diferente al modelo anterior.

    Su interior no está muy cargado como otros de la competencia. Es más, se puede describir el panel de instrumentos como simple, pero refrescante y sencillo. No hay un montón de botones, pero no deja de ser atractivo, y se siente cálido y acogedor. La tela del asiento del modelo base es mejorada, y se han añadido nuevos paneles decorativos.

    El modelo base está equipado con un motor de cuatro cilindros de 2.4 litros en línea con 166 caballos de fuerza y transmisión continuamente variable. El GT trae un motor V6 de 3.0 litros con 244 caballos de fuerza y una transmisión automática de seis velocidades. El esquema de las suspensiones trae puntales MacPherson y una nueva geometría trasera multibrazo. El GT puede remolcar hasta 3 mil 500 libras.

    Los modelos SE y GT vienen con un sistema de step-up llamado “S-AWC”, donde se puede obtener un acoplamiento central controlado electrónicamente, combinado con un diferencial trasero abierto, pero a diferencia de algunos sistemas AWD, éste tiene un frente activo separado para ayudar a conseguir el reparto de par adecuado para las condiciones, lo que ayuda a conducirlo a través de severas condiciones en la nieve, barro o terreno desnivelado.

    Al modelo base se le agregaron más características estándar, incluyendo nuevas luces LED de posicionamiento, llantas de aleación de 18 pulgadas, luces traseras LED y una cabina mejorada con un volante rediseñado y mejorados asientos de la segunda fila.

    El Outlander incluye asientos delanteros con apoyo de cojines inferiores, lo suficientemente largo para la gente más alta, además de un gran puesto de conducción. Y la segunda fila no se siente plana y dura, como en muchos otros SUVs en esta clase, porque es lo suficientemente cómodo para los adultos.

    Hay espacio para un tercer asiento, al igual que la tercera fila de un comparable Nissan Rogue y un poco más grande que el Kia Sorento. La tercera fila del Outlander es casi cinco pulgadas más ancha que el modelo anterior, con 2.4 pulgadas más de espacio para las piernas.

    El asiento plegable se puede levantar y mover de un tirón hacia delante, quitar los reposacabezas de la segunda fila, hacer clic en una palanca de desbloqueo, y luego soltar el respaldo de los asientos para voltearlos hacia adelante. Agrega un piso de carga más bajo que otros vehículos de esta clase.

    A pesar de que Mitsubishi ha cambiado la disposición de los botones para el sistema de pantalla táctil, es sencillo pero todavía parece un poco primitivo.

    En materia de seguridad incluye frenos antibloqueos en las cuatro ruedas, control electrónico de estabilidad, y un total de siete bolsas de aire. Las bolsas de aire laterales tipo cortina tienen sensores de vuelco, pero no se extienden a la tercera fila.

    Trae una larga lista de elementos de seguridad opcionales, incluyendo mitigación de colisión frontal, advertencia de salida de carril y control de crucero adaptado.

    Un paquete Premium trae un techo corredizo eléctrico, sistema de audio con radio satelital Rockford Fosgate y un sistema de navegación mejorado.

    El nuevo modelo es, de hecho, notablemente más silencioso y suave que el anterior. En una prueba que hice en San Francisco, no noté el ruido de la carretera, ni el viento, siendo evidente su cambio ante su predecesor. Los ingenieros de Mitsubishi pasaron bastante tiempo trabajando en funciones tan minúsculas, como las puertas, que se cierran con mucha solidez y seguridad.

    En materia de economía, la EPA dio 25 millas por galón (mpg) en ciudad, 31 en carretera y 27 combinados para los modelos de cuatro cilindros con traccion delantera; 24 mpg en ciudad y 29 en carretera en los de tracción trasera. El GT, con motor V-6 AWD, trae una calificación EPA de 20 mpg en ciudad y 27 en carretera.

    El modelo base, el Outlander ES, comienza en 23 mil 845 dólares, lo que refleja un recorte de 200 en comparación con el modelo 2015. El nivel medio, el Outlander SE, comienza en 24 mil 845 dólares, incluyendo el envío, también para una reducción de 200 dólares ante el precio del modelo de 2015.

    Sin embargo, el más alto de la línea, el Outlander GT con tracción en las cuatro ruedas, comienza en 31 mil 845 dólares, lo que refleja un aumento de 2 mil 800.

    El Honda CR-V, el Mazda CX-9, el Toyota RAV4, el Subaru Tribeca, el Nissan Rogue y el Ford Escape, entre otros, están en su línea de competencia.

    Pero Mitsubishi arrancó con ventaja: la automotriz nipona cambió la oferta que limita la garantía del motor hasta 10 años, algo que la competencia no hace.

    El nuevo Outlander del 2016 espera llegar a los concesionarios este verano.