Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Retiro de vehículos con bolsas de aire Takata afectará a compradores

    takata

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    El retiro de vehículos con bolsas de aire defectuosas Takata del mercado, anunciado por la NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras) y que ya fue ampliado, tendrá un gran impacto en los compradores de autos.

    “Este retiro del mercado sin duda afecta a los propietarios, pero también tiene un gran impacto en los compradores, especialmente los compradores de autos usados”, dijo un analista del gobierno.

    “Una llamada a retiro no es necesariamente un factor decisivo en la compra, pero es inteligente confirmar con un distribuidor local si tienen las partes a la mano para hacer la corrección, antes de sacar el auto del concesionario”, agregó.

    “Si no, pregunte cuanto tiempo podría tomar para obtenerlos, porque en algunos casos, puede ser de un mes la espera para obtener los reemplazos necesarios, y aunque no quisiera pudiera tener un inconveniente con las bolsas de aire defectuosas”, dijo el analista.

    Los reguladores de seguridad estadounidenses ordenaron al proveedor japonés ampliar la retirada de las bolsas de aire potencialmente defectuosas, para cubrir los casi 34 millones de vehículos con fallas, que lo ubicaría como el mayor retiro de seguridad automotriz en la historia de Estados Unidos.

    Los infladores de las bolsas de aire Takata podrían romperse, enviando fragmentos de metal al habitáculo y causando lesiones graves o la muerte, según la NHTSA. Al menos seis muertos y más de 100 heridos han sido vinculados a rupturas de las bolsas de aire Takata.

    La actitud de mano dura de la NHTSA, en relación con el retiro, fue aplaudida por los legisladores y defensores de la seguridad.

    La AAA dijo en un comunicado que apoya el anuncio tardío de que Takata se ha comprometido al retiro de las bolsas de aire del mercado.

    “Como defensor de los automovilistas, la AAA cree que este retiro es un paso en la dirección correcta para garantizar la seguridad de automovilistas en las carreteras de Estados Unidos”, agregó la asociación en un comunicado.

    Hay personas que para ahorrarse dinero en vehículos viajan a otros estados para comprar un carro, y muchos concesionarios se han hecho “de la vista gorda” ante el problema con tal de venderlos, de modo que la AAA cree que es mejor para el interés de los consumidores ampliar esta retirada a todos los estados.

    Los senadores Edward J. Markey (demócrata por Massachussetts) y Richard Blumenthal (demócrata por Connecticut) emitieron un comunicado, instando a la NHTSA a acelerar la llegada de las nuevas piezas a los concesionarios.

    “La NHTSA debe asegurarse de que las piezas necesarias se fabrican con mayor rapidez, y los consumidores tienen derecho a saber de inmediato si las nuevas piezas también son defectuosas, y que posiblemente tengan sus bolsas de aire defectuosas, sin saber si funcionan”, dice el comunicado.

    Un analista del sitio del gobierno safercar.gov recomienda a los consumidores que comprueben si hay retiros pendientes en cualquier vehículo, antes de comprarlo.