Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Prueba de manejo: BMW 228i convertible 2015

    El BMW 228i convertible del 2015

    Por Enrique Kogan (@autos_enrique)

     

    Historia

    El nombre “Serie 2″ se basa en la racionalización de BMW de las designaciones del modelo, reservando los números impares para sedanes de 4 puertas y los pares para los de 2 puertas. La Serie 2 se dio a conocer en el Auto Show de Detroit en 2014, seguido por el de China.

     

    Estilos y opciones

    El BMW Serie 2 viene como coupé o descapotable con capacidad para cuatro personas. Los convertibles están equipados de forma similar a los coupés, y cuentan con arcos antivuelco automáticos pop-up y una capota de lona de accionamiento eléctrico que es negra por defecto.

    Viene de serie con llantas de aleación de 17 pulgadas, faros automáticos, faros antiniebla y limpiaparabrisas con sensor de lluvia.

    En materia electrónica incluye conectividad Bluetooth, interfaz iDrive de BMW con una pantalla de 6.5 pulgadas y un sistema de sonido con 10 bocinas con reproductor de CD, radio HD y una interfaz USB/iPod.

    Una serie de paquetes están disponibles e incluyen lavafaros, asientos delanteros con calefacción y volante con calefacción. El paquete de asistencia al conductor incluye sensores de estacionamiento delanteros y traseros y una cámara de vista trasera.

    El paquete Technology añade una pantalla de mayor resolución de 8.8 pulgadas, un controlador iDrive mejorado con pantalla táctil y BMW Remote Services.

     

    Diseño de interiores

    En el interior, la calidad de los materiales es muy buena, y el diseño discreto será inmediatamente familiar a los fans de BMW.

    El sistema de información y entretenimiento iDrive controla una de las dos pantallas disponibles: la versión base, de 6.5 pulgadas, o la más nítida, de 8.8 pulgadas, incluida en el paquete Technology.

    Mientras que el sistema iDrive se ve bien y responde rápidamente a los comandos, he encontrado que a menudo requiere un poco más de clics y giros de la rueda para acceder a las funciones deseadas en comparación con MMI de Audi o COMAND de Mercedes.

    Este convertible es un vehículo compacto, y los adultos no se ajustan cómodamente a menos que sepan compactarse a sí mismos.

     

    Motor y transmisión

    El 228i tiene un motor turbo de cuatro cilindros de 2.0 litros que produce 240 caballos de fuerza y 255 libras-pie de torque. Una transmisión automática de ocho velocidades es estándar en el convertible.

    Todos los modelos de la Serie 2 tienen una función de parada y arranque automático, que apaga el motor cuando se está parado para ahorrar combustible.

     

    Seguridad

    Los equipos de seguridad incluyen frenos de disco antibloqueo en las cuatro ruedas, control de tracción y estabilidad, bolsas de aire laterales en los asientos delanteros, bolsas de aire de rodilla delanteros y bolsas de aire laterales de cortina de larga duración.

    El equipo de seguridad opcional incluye sensores de aparcamiento delanteros y traseros, una cámara de vista trasera, un sistema de alerta de carril de salida y un sistema de mitigación de colisión frontal con frenado automático.

    El paquete de asistencia al conductor trae un sistema de alerta de cambio de carril y un sistema de mitigación de colisión con frenado automático y detección de peatones.

     

    En carretera

    En carretera responde con un excelente control del cuerpo, una dirección precisa y aplomo imperturbable en las curvas. Pocos vehículos a cualquier precio tienen este compuesto en ambos extremos del espectro.

    La transmisión automática de ocho velocidades es otro punto a destacar, respondiendo rápidamente y sin problemas a los comandos. Con la capota baja, los ruidos del viento son como música para los oídos. Por su aerodinámica, el viento no pega tanto en la cara, como en otros convertibles.

     

    Conclusión

    El Audi A3 Cabriolet es su competencia más directa, tiene un precio más bajo, es más cómodo y un poco más versátil para el día a día, sin ese toque de performance del BMW. Del lado americano, su competencia es el nuevo Ford Mustang, cuyo refinamiento hace más posible que nunca que sea un sustituto del BMW.

    Pero si lo que buscas es la excelencia, es difícil evitar la conclusión de que el BMW 228i convertible es el auto a vencer en la categoría.

     

    Precio:  desde 38 mil 850 dólares

    Consumo: 23 millas por galón (mpg) en ciudad; 34 mpg en carretera

     

    Mira También