Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Importante automotriz en riesgo de desaparecer de Estados Unidos

    volvo

    (ENTRAVISION).-  Se espera que este año se vendan 16 millones de vehículos en Estados Unidos, la mayor cantidad desde el 2006. Sin embargo no hay suficiente demanda para todas las empresas y una de ellas, una de las clásicas está en alerta amarilla.

    Se trata de la renombrada marca Volvo, que podría decir adiós a Estados Unidos si su situación no mejora hacia el 2020, esto a pesar de la tendencia a la alta en la venta de autos a nivel nacional.

    La compañía sueca que se distinguió por sus líneas firmes y sus estrictas normas de seguridad es hoy en día sólo un lejano recuerdo en la mente de los consumidores estadounidenses y mundiales.

    El fabricante de automóviles sueco, perdió su personalidad con la venta a Ford y hoy es propiedad de la empresa China de Zhejiang Geely Holding Group Co, que poco ha invertido en investigaciones. Ni hablar de publicidad en el mercado Hispano que siempre fue nula.

    Luego de los desajustes que tuvo con Ford, Volvo perdió su verdadera identidad y arrogancia, sobretodo de tildarse de los vehículos más seguros, que ya no lo son.

    En los últimos años, Volvo ha encontrado cierto éxito moderado en China, pero en última instancia, sin embargo, Volvo ya no es un actor global. Alrededor de la mitad de sus ventas proceden de Europa, donde las medidas de austeridad están poniendo al traste con toda la industria, mientras que sus ventas en los Estados Unidos han estado en un declive más o menos constante desde 2004.

    Un informe señala que Volvo compite con las ofertas de empresas como General Motors, Ford y Toyota, así como modelos de entrada de Audi, BMW y Mercedes-Benz.

    Las ventas de Volvo bajaron un 8 por ciento el año pasado. Por el contrario, las ventas sus competidores más cercanos: Ford, GM, Toyota, Audi y BMW  han aumentado.

    En el 2004 Volvo vendió cerca de 140.000 unidades en los Estados Unidos. Pero en el 2014 sólo alrededor de 60.000 unidades, y el descenso sigue para este año.

    Volvo apuesta en última instancia en el nuevo XC90, que será el primer auto construido sobre la nueva plataforma modular SPA, que con el tiempo se utiliza para todos los modelos excepto el compacto V40. El V40 de reemplazo está siendo desarrollado en una plataforma diferente por la casa matriz Geely.

    Conocido anteriormente como el auto “seguro”, Volvo ha visto a muchos otros fabricantes aventajarle en el desarrollo de nuevos sistemas de seguridad, que hacen que sus nuevos modelos sean irrelevantes ante el consumidor,  por el poco gasto de investigación y desarrollo en la mejora de sus propios vehículos.

    Piénsalo de esta manera: ¿Cuándo fue la última vez que escuchaste a alguien entusiasmado con la llegada o rediseño de un Volvo ?

    Sin diferenciación ante la competencia, con una pérdida de la personalidad y la ventaja comparativa sobre seguridad, los días de Volvo en América Del Norte, podrían estar contados.

    Por Enrique Kogan @autos_enrique

    Quizás te interese